Servigroup Benidorm 81 – Power Electronics Paterna 68

El Paterna pelea en Benidorm tras un mal inicio pero no consigue llevarse la victoria.

Día de presentación en Benidorm y buen ambiente para ver el partido entre dos rivales que se encontraban a tan sólo una victoria en la clasificación. El inicio del partido iba a estar marcado por las imprecisiones de los dos equipos que, cometiendo pérdidas y con poco acierto en sus tiros, apenas anotaban en los primeros minutos a pesar del ritmo alto de juego. En los primeros tres minutos el marcador era de 3-0 para los locales, que entrarían en el partido antes que el Paterna para, con un parcial de 10-0, provocar el primer tiempo muerto del partido en el ecuador del cuarto. Se frenaba así el parcial en contra del Paterna y ahora el partido era más igualado alternándose las canastas, pero con un triple sobre la bocina, los locales conseguían una renta de 15 puntos al final del cuarto (23-8).

Era un momento delicado para el Paterna que tras las últimas derrotas podía bajar los brazos, pero el equipo no se vino abajo. Trabajando en defensa a pesar de la diferencia física con los pivots del Benidorm y encontrando más acierto en ataque poco a poco iban reduciendo las diferencias para entrar de nuevo en el partido y acercarse hasta ponerse a 5 puntos terminando el cuarto. Sin embargo, no se terminaría de culminar la remontada y se llegaba al descanso con 39-32 en el marcador.

En el tercer cuarto el Paterna intentaba ajustar más el marcador e igualar definitivamente el partido, pero siempre encontraba la respuesta rival para mantener unas diferencias entre los 7 y los 10 puntos en las que el Benidorm se encontraba cómodo. El partido siempre parecía estar a un par de canastas visitantes de cambiar pero la igualdad en el cuarto hacía que transcurridos los 10 minutos, los locales mantuviesen 8 de ventaja (57-49).

Al igual que en el cuarto anterior, en el último cuarto el Paterna intentaba la remontada ante la solidez ofensiva del Benidorm. Los vistantes conseguían ponerse a 6 en varias ocasiones, incluso reducir algo más la diferencia para ponerse a 4 pero inmediatamente llegaba la respuesta local para ampliar la ventaja. Así se llegaba a los últimos tres minutos de juego, cuando un triple sobre la bocina de posesión daba de nuevo una renta de 8 puntos los locales que parecía sentenciar el partido. Lo intentó el Paterna con ataques rápidos y presionando pero el acierto no acompañó en los últimos minutos y finalmente el marcador quedaba en un 81-68 algo abultado para la igualdad vista entre los dos equipos.

La próxima semana el Paterna recibirá al segundo clasificado, el UCAM Murcia, con la intención de frenar la racha de derrotas y sumar una victoria en su último partido como local del año.

Estadísticas en feb.es




Los comentarios están cerrados.